News

News archive




03.05.2016

El sector público y el privado coinciden en la necesidad de soluciones integradas de urbanismo y turismo

• "El sector turístico debe ser sostenible para garantizar la competitividad a largo plazo, con políticas que no lo estropeen", según María Abellanet i Meya, CEO del Grupo CETT.

• Colom afirma que "las tasas turísticas no deben servir sólo para recaudar, sino que son importantes para modular el comportamiento".

  

El impacto del urbanismo y la ordenación territorial para avanzar hacia el turismo sostenible: el caso de Barcelona ha sido el tema de discusión del Observatorio CETT, espacio de debate sobre temas de actualidad en turismo, hotelería y gastronomía del país, que se celebra trimestralmente en el Campus internacional CETT-UB. Más de 150 personas de la comunidad académica, del sector, así como representantes de la sociedad civil, han asistido a la jornada.

 

Los participantes Agustí Colom, concejal de Empleo, Empresa, Turismo y Comercio del Ajuntament de Barcelona; Enrique Alcántara, presidente de APARTUR; Malco Par, miembro del comité ejecutivo del Gremio de Hoteles de Barcelona; Maria Buhigas, urbanista de Urban Facts; y Ángel Díaz, presidente de Advanced Leisures Services; han coincidido en la necesidad del abordaje global del planeamiento urbanístico y los modelos turísticos.

 

Maria Abellanet i Meya, CEO del Grupo CETT, ha abierto el debate recordando que "la sostenibilidad, la competitividad y la excelencia turística serán posibles si, previamente, se mejoran aspectos clave, tales como la gestión y la distribución de los flujos turísticos si se reducen los impactos negativos o si se hace cumplir la normativa "y, enfatizó," la necesidad de encontrar una figura mediadora para llegar a negociaciones entre las diferentes partes y lograr un consenso".

 

En su intervención Agustí Colom, concejal de Empleo, Empresa, Turismo y Comercio del Ajuntament de Barcelona, ha recordado que hay que tener presente en todas las decisiones que "Barcelona es una ciudad de 1,6 millones de habitantes con 30 millones de visitantes anuales", pero afirma que "Barcelona no se ha construido para atraer a gente, por lo tanto hay que conservar los elementos esenciales que atraen a los turistas". Colom ha remarcado que desde el punto de vista urbanístico "la ciudad es la suma de los residentes y los turistas"

 

Por su parte, Enrique Alcántara, de APARTUR, remarcó que "es un error haber puesto en marcha un Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (PEUAT) antes de haber consensuado el Plan Estratégico de Turismo 2016 hasta 2020". Según Alcántara, "el plan especial parte de un diagnóstico erróneo que no resuelve problemas del sector de los alojamientos, como las viviendas ilegales". Y precisó que "una de las herramientas que nos ayudan en el Plan Estratégico es precisamente el Urbanismo".

  

Malco Par, del miembro del comité ejecutivo del Gremio de Hoteles de Barcelona, ha manifestado que "la planta hotelera de la ciudad es líder en sostenibilidad, ya que se ha invertido en eficiencia energética y cumplimiento de las principales certificaciones medioambientales". Par considera que "los planes especiales no son la mejor manera de regular el sector turístico". En este sentido, el representante de los hoteleros barceloneses ha señalado que "el PEUAT no contribuirá a la sostenibilidad del sector turístico".

 

La urbanista y arquitecta Maria Buhigas ha resaltado "la necesidad de una visión integral, y una gestión dinámica con nuevos instrumentos". Según Buhigas "los aspectos técnicos no pueden sustituir la verdadera finalidad del planeamiento urbanístico que es estrictamente política". Para la experta, "no existen planes urbanísticos que sean exclusivamente técnicos, ya que todos son una herramienta para hacer política". Buhigas considera que "los actuales instrumentos de planeamiento urbanístico tienen una concepción estática, cuando la realidad es cambiante y está sujeta a las circunstancias, como puede ser la actual crisis económica". También ha acentuado la conveniencia de que "el sector turístico habría más un acompañamiento que un planeamiento, con nuevos acuerdos sociales".

 

Ángel Díaz, presidente de Advanced Leisures Services, manifestó que "la empresa privada ha ido por detrás de la Administración para encarar su actividad en términos de ciudad". Para Díaz, "hoy, la planificación urbanística sólo es una relación de lo que no se puede hacer" cuando, según Díaz, "debería establecer el modelo de ciudad". El consultor considera que "se sigue cometiendo el error de equiparar turismo en hostelería".

 

La relevancia del turismo en nuestro sistema productivo, debería convertirse en un sector sensible que hay que gestionar con políticas que no lo dañen, y que a la vez sean compatibles con la sostenibilidad. Hoy, una gobernanza participativa del turismo es una condición necesaria, pero no suficiente. Para concretar las ideas y legitimar las actuaciones es necesaria la negociación y el acuerdo entre los diferentes actores, salvando todo tipo de prejuicios. Incorporar al diálogo de Consejo de Turismo y Ciudad un organismo independiente, consensuado y colegiado de mediación podría fomentar una nueva cultura de gestión de conflictos a la hora de construir la ciudad turística que queremos, atendiendo a los diversos intereses que confluyen. Quizás no hay que buscar consensos, pero sí diálogo, negociación y acuerdos.

 

El turismo, según Abellanet, "debería ser capaz de construir su propio modelo de desarrollo, con una perspectiva de ciudad y de sostenibilidad y, a la vez, marcar el liderazgo de nuevos valores, individuales y colectivos, que respondan a las nuevas sensibilidades empresariales, de la demanda y de la ciudadanía".


Visualiza las imágenes de la jornada, aquí:


Obsevatorio CETT. Avanzando hacia el turismo sostenible: El caso de Barcelona

 

 



Comments (0)

Publish comment: