Matías Trelis, Alumni del mes de octubre

01.10.2021
 
Matías Trelis, Alumni del mes de octubre

• Nos gustaría que nos explicaras cómo y porqué decidiste estudiar Dirección turística.

La cocina es algo que desde siempre me ha apasionado y tenía muy claro que era a lo que me quería dedicar. Una vez terminados mis estudios de bachiller, empecé a mirar distintas escuelas de cocina y me decidí por el CETT, por su tipo de formación y por la gran cantidad de colaboraciones con grandes profesionales de este sector. En él cursé el Técnico Superior en Dirección de Cocina el cuál finalicé hace ya casi 4 años.

¿Cómo ha sido tu "Experiencia CETT"?

Desde el principio, la experiencia fue muy buena. Los dos años que duró el grado pasaron enseguida, eso fue debido al vínculo que creamos entre todos los compañeros de nuestra clase y el buen rollo que había con muchos de nuestros profesores, que te trataban con mucha cercanía. Esto ayudaba a que las clases se hicieran más amenas y las acababas disfrutando aún más. Lo bueno de tener esta buena relación con ellos es que estaban ahí para cualquier duda que tuvieras, cualquier cosa que quisieras hacer y no sabías como o para asesorarte sobre cómo mejorar y sacar lo mejor de cada uno de nosotros. Esos dos años en el CETT sin duda los recordaré como unos de los mejores años de mi vida.

• ¿Nos podrías explicar cómo ha evolucionado tu carrera profesional?

Muchísimo. Muchos de los profesores ya sabían que, si nos daban la oportunidad de presentarnos a algún concurso de cocina, ahí me tenían. Eso también me ayudaba a mí mismo a mejorar y poder darme cuenta de lo que necesitaba mejorar. Sobre todo, cuando más empezó a evolucionar mi carrera profesional fue una vez finalizados mis estudios y ya trabajando en un restaurante en plena temporada de verano. En ese momento recibí una llamada del CETT diciéndome que había una beca para el Celler de Can Roca y que habían pensado en ofrecerme la oportunidad de ir de stagier durante 4 meses. Esos 4 meses sin duda marcaron un antes y un después en mi carrera ya que la mayor parte de estas prácticas las pase en la partida de los postres. Cambié de ayudante de cocina a jefe de pastelería en el restaurante Es Ventall, en Ibiza, en el cual empezaré mi cuarto año, y representé dos veces a las Islas Baleares en el certamen nacional de gastronomía en la categoría de repostería.

• ¿Qué consejos darías a los estudiantes que, como tú, en su momento, acaban de salir del CETT?

Que no dejen de practicar e investigar, que lean mucho para seguir adquiriendo nuevos conocimientos, que sigan mejorando. Este no es un oficio fácil, pero todo el esfuerzo se acaba agradeciendo y disfrutando. También, que no salgan del CETT infravalorándose, que salen más que preparados para dedicarse a esto y mucho más.

Muchas gracias por participar en este proyecto.

Categorías

#alumnidelmes