Ha olvidado su clave?
¿Que es CETT Alumni?
18.09.2019

Este mes CETT Alumni os presenta a ...SÍLVIA CULELL

¿Por qué decidiste estudiar Sommelier?

Después de años de ejercer profesionalmente de periodista, sentí la necesidad de especializarme en algo que realmente me emocionará y me permitiese disfrutar aun más de mi trabajo. El mundo del vino, la historia y cultura que hay a su alrededor y sobretodo las personas que conocía vinculadas a él me hicieron decidir. Evidentemente, también jugó un papel importante el hecho de que fuese un producto que además de todo esto me gustaba y me sigue gustando (ríe). Lo más importante o lo que puede parecer difícil en un primer momento es como afrontar la formación para conseguir dicha especialización. En nuestro país hay diversidad de centros que imparten formación alrededor del vino, pero desde un primer momento y después de hablar con otros alumni, el CETT me pareció una gran y completa opción.

 

¿Nos puedes explicar que valoras de tu “Experiencia CETT”?”

Creo que la experiencia en el CETT ha sido positiva des de todos los aspectos. Los profesores, los compañeros de clase, las instalaciones, que ahora son aun mejores!; las posibilidades de apertura profesional… Creo que no sería la sumiller que soy si no hubiese vivido mi “experiencia CETT”.

 

¿Podrías explicarnos como fueron tus primeras experiencias en el mundo laboral y un poco tu trayectoria profesional hasta hoy?

Poco antes de terminar mi formación en el CETT ya empecé a trabajar con Ferran Centelles, él buscaba una persona con un perfil que se adaptaba al mío, alguien que procediese del mundo de la comunicación pero con formación en vino. Nos conocimos y, ¡todo cuadró!, cuadró tanto que seguimos colaborando profesionalmente (primero en Wineissocial y ahora en la Bullipedia) y nos hemos convertido además en grandes amigos. ¡Ya es de la familia!

La gran oportunidad fue trabajar de inmediato en una empresa que combinaba mis dos pasiones: la comunicación y el mundo del vino. Durante 6 años fui la responsable de comunicación del Club Wineissocial que ahora, además, es ya una distribuidora con mucho potencial. Durante los últimos años me he convertido también en una de las formadoras de la D.O. Cava impartiendo catas y monográficos en distintas escuelas de sumilleres y también en eventos como la Gastronomika (en Donosti), Alimentaria o salones especializados en vino.

Mi gran reto profesional llego el año pasado, cuando me propusieron formar parte del equipo Sapiens del Vino, al lado de Ferran Centelles, para mí un referente no solo en rigurosidad y conocimiento sino también en comunicación del vino. Y en paralelo y quizás también por el contacto que el vino me ha hecho establecer con otra de mis grandes pasiones, la gastronomía, he decidido arrancar dos proyectos junto con mi marido en el lugar donde vivimos, en Berga: una pizzería take away con producto de proximidad y calidad; y ahora en breve abriremos un bar-restaurante también en mi ciudad junto con el xef Pere Venturós (del restaurante TERRA).

 

¿Has podido aplicar lo estudiado y vivido en el CETT en tu carrera profesional?

No solo lo he podido aplicar sino que, de vez en cuando, reviso los apuntes (ríe). La formación continua es algo fundamental si quieres que tu carrera profesional no se desvié del buen camino. El mundo del vino está en constante evolución, como la mayoría de ámbitos profesionales, y es por ello que es importantísimo estar al día y evidentemente tener una buena base, la qué me dio en este caso el CETT.

 

¿Qué consejos darías a los estudiantes que, como tu en su momento, acaban de terminar sus estudios en el CETT?

Que si están convencidos que el vino y la sumillería es su mundo, intenten conocer el vino en todos sus ámbitos, que no se cierren puertas y entiendan que los ámbitos de trabajo son muchos y diversos, que cada uno de ellos tiene sus pros y sus contras, pero que experimenten tantos como puedan para encontrar su lugar. Para ser felices trabajando en aquello que les gusta.

 

Has mantenido la relación con CETT ¿Que te aporta esta vinculación con el CETT?

Una de las mejores cosas que me aporta es que gracias a la colaboración en formaciones del CETT , como en el Curso de Sommelier semipresencial, mantengo el contacto no solo con mis antiguos profesores sino con los estudiantes que ahora están cursando sumillería.
Este Curso de Sommelier semipresencial es una gran oportunidad para los alumnos, puesto que pueden seguir trabajando y formándose al mismo tiempo porqué su modalidad semipresencial permite mucha flexibilidad. En las sesiones presenciales
no solo comparto con los alumnos mi experiencia profesional para animarlos a que sigan estudiando sino también me gusta escuchar cuales son sus inquietudes respecto al mundo del vino.
Mi relación con el CETT también me aporta unas fantásticas comidas en el Aula Restaurante, disfrutando del buen trabajo del equipo de restauración y sus alumnos en prácticas. Siempre me atienden fantásticamente bien.

 

¿Desde del CETT, como podríamos continuar ayudándote en tu carrera profesional?

Como ya he dicho la Formación continua es mi especial foco de interés cuando miro los centros y escuelas que imparten cursos de sumillería. Al mismo tiempo que una buena bolsa de trabajo y el necesario networking. Siempre va bien conocer a gente del sector y estar en contacto con ellos, si se puede conseguir a través del centro donde te has formado, fantástico. 


Muchas grácias Sívia y hasta pronto!!



Deja tu opinión

Publica un comentario: