Home > Press room > News > go back

Zero Food Waste Barcelona, comida popular gratuita y cocina de reaprovechamiento a cargo del Campus CETT-UB 26.11.2018

Zero Food Waste Barcelona, comida popular gratuita y cocina de reaprovechamiento a cargo del Campus CETT-UB
Zero Food Waste Barcelona, comida popular gratuita y cocina de reaprovechamiento a cargo del Campus CETT-UB

Acción de la Plataforma Aprovechamos los Alimentos (PAA) para luchar contra el derroche alimentario 
 
Hoy se ha celebrado en Barcelona la Jornada Cero Food Waste, organizada por la Plataforma Aprovechamos los Alimentos (PAA), durante la cual se ha servido una comida para más de 1.000 personas. Esta iniciativa pretende concienciar a la ciudadanía sobre la cantidad exagerada de alimentos que se derrochan a diario, para prevenir y reducir el rechazo innecesario.

El Campus de Turismo, Hotelería y Gastronomía de la Universidad de Barcelona CETT-UB ha colaborado con la causa, haciéndose cargo del equipo de cocina. Oscar Teixidó, ninguno de cocina del Campus CETT, y los chefs y profesores Felipe Celis y Fernando Martínez-Conde han liderado la propuesta gastronómica asumiendo el reto de cocinar por mil personas. Los expertos cocineros del Campus CETT, comprometidos con los objetivos de la PAA, han reconocido que “el aprovechamiento es un conocimiento que estamos desaprendiendo, pero tendríamos que recuperar porque nos liga en su origen de muchos de nuestros platos y hace la práctica de nuestro oficio más sostenible”, uno de los motivos que los ha impulsado a participar en esta edición de la Cero Food Waste BCN.


Zero Food Waste Barcelona, reaprovechamiento alimentario en la comida gratuita para más de mil personas.

Más de 40 alumnos del CETT y otros 60 voluntarios se han encargado de preparar la comida de aprovechamiento, elaborado con alimentos recuperados que, a pesar de ser de calidad, habrían quedado fuera de los circuitos de comercialización. La jornada es un ejemplo de acción colaborativa y transversal, posible gracias a la implicación de varios agentes del ciclo alimentario.

La PAA ha conseguido reaprovechar 2.444 quilos de alimentos para el Zero Food Waste Barcleona, el equivalente económico a 3.625€. Si consideramos que una persona come 1.200 gr. Al día, los alimentos recuperados hoy equivalen a 5,6 años de comida. El equipo de cocina del CETT con la ayuda de los voluntarios, ha convertido en un menú exquisito para mil personas a base de vegetales, patatas, fruitas i panadería. Tal y como expresa Martínez-Conde, son platos culturalmente conocidos y arraigados a nuestra cultura y tradición gastronómica, pues “la cocina tradicional es llena de recetas exquisitas de aprovechamiento que se han transmitido de generación en generación”.

El menú ha sido una incógnita hasta el último momento, puesto que la espigada por la recogida de alimentos, la elige y la limpieza concluyó ayer al atardecer y, hasta entonces, se desconocían los ingredientes disponibles. El equipo de cocina del CETT aceptó con entusiasmo y profesionalidad el reto y diseñó un menú con platos contenedor genérico, para adaptarse al último momento en función de los ingredientes recogidos. La movilización popular, el éxito de convocatoria, el ambiente festivo, el exquisitez de los platos y la evidencia de que el derroche se puede reducir y evitar, han hecho triunfando esta edición de la Cero Food Waste Barcelona.


Los catalanes derrochamos 500.000 toneladas de alimentos en buen estado.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), un tercio de los alimentos producidos a escala mundial para consumo humano no llegan a ser consumidos; se pierden a lo largo del ciclo alimentario, del campo al plato. En Cataluña, la cantidad de alimentos derrochados cada año es de 262.471 toneladas, el equivalente a 35kg por persona y a 112 euros por habitante. Esta cifra sólo tiene en cuenta las últimas fases del ciclo alimentario: restauración, comercio al por menor y consumo. Si se contempla la totalidad del ciclo (incluyente sector primario, agroindustria y distribución), la cifra llega a 500.000 toneladas de alimentos derrochados/año.