Fotografía de: Metodología y Evaluación | Diploma de Chef Profesional
Universidad de Barcelona
Oferta académica
Metodología y Evaluación

Metodología y Evaluación

El Diploma en Chef Profesional del CETT-UB se imparte presencialmente en las instalaciones del CETT-UB y aplica una metodología de aprendizaje 100% vivencial. Los elementos destacados de la metodología del Diploma en Chef Profesional son los siguientes:

  • Aula de cocina: El aula de cocina simula una cocina real equipada con instrumentos de última tendencia y con capacidad para elaborar creaciones gastronómicas y pasteleras complejas. Este espacio se puede utilizar también como aula de autoaprendizaje y práctica culinaria.

  • Flipped Learning: En las clases teóricas se utiliza la metodología de aprendizaje flipped learning o aprendizaje invertido. Esta técnica consiste en preparar los materiales digitales antes de asistir a clase, para que, una vez en el aula, el aprendizaje se afiance mediante el planteamiento de dudas, debates e interacciones con el profesor.

  • Dos profesores: Durante las clases de alto rendimiento se trabaja con dos profesores: el profesor que conduce la clase y el profesor que supervisa las creaciones de los alumnos.

  • Grupos reducidos y multidisciplinares: Los grupos de trabajo tienen un máximo de 16 alumnos y se constituyen con estudiantes de perfiles complementarios para así lograr mejores elaboraciones culinarias.

  • Restaurante Pop-Up: A lo largo del curso el alumno aplica sus conocimientos en un Restaurante Pop-up, un proyecto culinario en el que se testean las habilidades aprendidas en las clases teóricas en un entorno real.

  • Agenda gastronómica: Paralelamente a las clases, los alumnos participan en un calendario de eventos culinarios que incluye visitas a entidades y negocios del sector gastronómico, así como la asistencia a charlas de expertos reconocidos.

Evaluación

La evaluación del Diploma en Chef Profesional del CETT-UB es continua. A lo largo del curso se realizan varias actividades evaluativas (individuales o en grupo) que se corresponden con las temáticas de cada módulo. Cada actividad constituye un porcentaje sobre la nota final de módulo.

Las habilidades prácticas tienen especial peso en la nota final, puesto que demuestran la evolución del estudiante como chef. No obstante, se evalúan también las competencias y habilidades complementarias no estrictamente relacionadas con la cocina (conocimientos teóricos, trabajo en equipo, capacidad de innovación, etc.).