Fotografía de: Las Barcelonas como destino turístico | CETT
Universidad de Barcelona
Sala de prensa
Sala de prensa > Noticias >

Las Barcelonas como destino turístico 04.03.2020

Las Barcelonas como destino turístico

Que Barcelona es una ciudad turística y donde esta actividad ha experimentado un crecimiento exponencial en los últimos años, nadie lo pone en duda. Ahora bien, si nos situamos ante el mapa del área metropolitana de esta ciudad, podremos ver claramente que la distribución territorial del turismo es desigual y con asimetrías muy notables.

La eclosión del turismo urbano es una de las principales causas que explican el nuevo paradigma turístico. Este desarrollo, y como es habitual en este tipo de procesos, viene acompañado de un proceso de institucionalización de la gestión pública del sector. Pero ¿cómo se ha manifestado el desarrollo turístico? ¿cuál ha sido su dimensión espacial? ¿qué dimensión ha tenido la institucionalización de la gestión pública del turismo?

La AMB (Área Metropolitana de Barcelona) está formada por un total de 36 municipios, con una extensión de 633 km2 y una población de 3,2 millones de habitantes. Esto supone el 2% del total de la superficie de Cataluña pero, en cambio, en términos de población, concentra el 40% de sus habitantes.

En este mapa, el rol de Barcelona ciudad como núcleo del "destino" Barcelona es evidente. Sin embargo, el concepto y los límites que los diferentes actores le otorgan no siempre son coincidentes. Dependiendo de si hablamos desde el marketing y la promoción, el análisis y la generación de estadísticas o la gestión territorial del turismo, el concepto "Barcelona" varía.

Además, el desarrollo de una oferta de actividades de producción y consumo en todo el territorio metropolitano tiene que ver, en muchos casos, con un componente de recreación o, en buena parte, con un turismo de proximidad. Se puede afirmar, así, que el mapa de la Barcelona refleja una macrocefalia turística. O, como dice el eslogan, "Barcelona es mucho más". Efectivamente, estamos hablando de un escenario diverso, con múltiples puntos de interés y con reclamos de carácter deportivo, natural, cultural, arquitectónico o comercial, entre otros.

No es casualidad que, a excepción de la ciudad de Barcelona y de algunos municipios limítrofes, la gestión del turismo no tenga un peso relevante en los consistorios ni centre su agenda política. Para muchas poblaciones el turismo es una oportunidad pero no una prioridad.

La AMB no es la Gran Barcelona Turística, es sólo una parte. Pero Barcelona, ​​sin su área metropolitana, no podría ser considerada como una de las primeras ciudades de Europa ni tendría el desarrollo de actividad turística de que puede presumir. En definitiva, son las "Barcelonas", en plural, las que sitúan Barcelona en el mapa de destinos turísticos de referencia.

Francisco López Palomeque (UB) y Anna Torres-Delgado (CETT-UB)

* El artículo completo  ‘El turisme a l’Àrea Metropolitana de Barcelona’ ha sido publicado en la revista' Papers ', núm. 62 impulsada por el Instituto de Estudios Regionales y Metropolitanos de Barcelona (IERM).

Foto: Txus Cruz