Fotografía de: Buscando la identidad turística catalana | CETT
Universidad de Barcelona
Sala de prensa
Sala de prensa > Noticias >

Buscando la identidad turística catalana 05.02.2020

La construcción del sector turístico catalán y la búsqueda de una identidad turística propia vienen de atrás. Así lo demuestra la reciente publicación '100 años de congresos de turismo de Cataluña', en la que se recoge la evolución que el sector ha vivido a lo largo de todo un siglo, y que demuestra que, desde hace tiempo, el territorio es plenamente consciente de la riqueza y el valor de este motor económico, social y cultural.

Desde la llegada de un régimen democrático en España, y de la posterior instauración del Estatuto de Autonomía, Cataluña supo entender que las administraciones y las empresas tenían que sumar esfuerzos y coordinarse para dar respuesta a una actividad con potencial pero que, entonces, se enfrentaba a una crisis de imagen considerable, consecuencia del modelo turístico de masas que el franquismo había favorecido.

Con la celebración en 1979 del III Congreso de Turismo de Cataluña (CTC), conocido como el de la transición, se consolidó una inquietud para gestionar el autogobierno y alcanzar una autonomía turística a la que, según el fundador del CETT y uno de los principales impulsores del Congreso, Gaspar Espuña, "había que poner las bases".

Precisamente estas bases son las que se fueron desarrollando a través de la instauración de una política turística específica y de la ordenación jurídica con la que se hizo posible un desarrollo empresarial ordenado.

Ya en aquel III Congreso aparecieron temas que nos son muy familiares y que todavía hoy nos preocupan como son la conservación de la riqueza natural, el aprovechamiento de los recursos a largo plazo o la calidad de los servicios. Sin embargo, también en ese encuentro los expertos pusieron sobre la mesa algunas propuestas que se han ido reforzando y en las que hemos avanzado indiscutiblemente, tales como la gestión de la estacionalidad, la elaboración de estudios específicos y la realización de análisis estadísticos sobre la situación real de esta actividad para una correcta planificación y toma de decisiones.

Otra de las cuestiones primordiales que se trataron en ese Congreso es, justamente, la formación y la profesionalización del turismo, así como la implementación de esta materia en la universidad catalana. Un ámbito en el que el CETT ha contribuido a través de la creación y transmisión de conocimiento y de su papel activo como vínculo entre el mundo académico y las administraciones y empresas.

Así pues, la evolución de la ordenación del turismo y la plena implantación de la formación turística en la universidad, pilares básicos de este progreso, constituyen una prueba irrefutable del legado de aquella cumbre.

Ahora bien, es evidente que un sector en constante evolución, como es el nuestro, requiere que continuamos creando conocimiento, formando profesionales capaces de adaptarse a los cambios y de generarlos y que damos respuesta a las nuevas necesidades y retos como son , entre otros, la digitalización y la sostenibilidad. Es necesario, pues, continuar construyendo un sector turístico que aporte valor en Cataluña y, por tanto, en el territorio y la ciudadanía. Como ya se reiteró en ese II Congreso, lo que es bueno para el territorio, también lo es para el turismo.

Dra. Maria Abellanet i Meya
CEO del CETT  
---

Puede leer el artículo completo de la Dra. Maria Abellanet "El turismo de la transición, la búsqueda de la identidad turística catalana" incluido en la publicación 100 años de congresos de turismo de Cataluña.

Imagen: III Congreso de Turismo de Cataluña, 1979  

Categorías

CETT III Congreso de Turismo de Cataluña Turismo Gaspar Espuña Generalitat Maria Abellanet Meya