Sala de prensa

Observatorio CETT: Los representantes a la alcaldía de Barcelona presentan modelos turísticos antagónicos para la ciudad 07.05.2019

Observatorio CETT: Los representantes a la alcaldía de Barcelona presentan modelos turísticos antagónicos para la ciudad

· Se han tratado cuestiones como el posicionamiento de la marca Barcelona, la definición de su modelo, el turismo desde una perspectiva económica y su relación con las nuevas tecnologías

· La regularización de los apartamentos turísticos, el top manta o la seguridad ciudadana, algunos de los principales retos a los que se enfrentan los candidatos

· El derecho a decidir, elemento clave a la hora de pactar y formar gobierno

El Observatorio CETT “La Barcelona turística a ojos de los candidatos” se ha celebrado esta mañana en el Campus CETT-UB. Una primera mesa redonda de la campaña electoral dedicada a poner en común los retos del presente y del futuro a los que se enfrenta el modelo turístico de Barcelona. Durante el encuentro, se han debatido cuestiones como cuál tiene que ser el posicionamiento de la marca Barcelona, la definición de su modelo turístico, el turismo desde una perspectiva económica y su relación con las nuevas tecnologías.

Antes de empezar con el debate, la Dra. Maria Abellanet, CEO del Grupo CETT, ha querido expresar la visión y el posicionamiento del Campus CETT como un referente formativo y experto del sector turístico. “Desde el Grupo CETT defendemos que se puede encontrar un alto grado de complementariedad en cómo hacer las cosas conjuntamente, sector público y privado, asumiendo cada uno su responsabilidad y, a nuestro entender, ésta es la forma de gobernar más adecuada”.

El debate ha contado con la representación plural de los principales partidos políticos que se presentan a las próximas elecciones para el Ayuntamiento de Barcelona: Elsa Artadi, candidata por Junts per Catalunya; Montserrat Ballarín, candidata nº4 por el Partido de los Socialistas de Catalunya; Josep Bou, candidato por el Partido Popular; Jordi Graupera, candidato por Barcelona és Capital; Jordi Magrinyà, candidato nº2 por Candidatura d’Unitat Popular; Miquel Puig, candidato nº3 por Esquerra Republicana de Catalunya; Janet Sanz, candidata nº3 por Barcelona en Comú, y Francisco Sierra, candidato nº5 de Barcelona por el cambio-Ciudadanos.

Los principales retos del turismo de Barcelona, a debate

Los representantes de las diferentes fuerzas políticas han presentado sus propuestas para el desarrollo turístico de la ciudad y han coincidido al afirmar que la marca Barcelona es una marca fuerte y muy posicionada internacionalmente, pero que se tiene que trabajar diariamente con la colaboración del sector público y privado y abriéndose también a la ciudadanía. Para Jordi Graupera, candidato por Barcelona és Capital, “la ciudad condal corre el riesgo de perder su autenticidad, ya que existe una masificación turística en el centro de la misma”, proponiendo al mismo tiempo distribuir el turismo geográficamente y por todo el territorio catalán. Al mismo tiempo, ha querido recordar que “los actos terroristas en otras ciudades europeas nos han beneficiado en el número de visitantes, pero hemos de tener en cuenta que cuando éstas estén totalmente de vuelta, deberíamos tener claro que nuestra diferencia sea cualitativa y no de competencia de precios”.

Los invitados a la mesa redonda organizada por el Campus CETT-UB también han destacado que el turismo es fundamental para la economía de Barcelona, pero que su modelo tiene que ser sostenible desde el punto de vista medioambiental y también para la convivencia entre los visitantes y los barceloneses. Como ha destacado Elsa Artadi, candidata por Junts per Catalunya, las medidas que Barcelona en Comú ha llevado a cabo durante su mandato en relación a la regularización de los pisos turísticos “ya estaban hechas por nosotros y lo único que ha hecho Ada Colau es seguir con este trabajo”. Asimismo y, en respuesta al Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (PEUAT), que regula la implantación de establecimientos de alojamiento turístico, Artadi ha señalado que “el propio PEUAT ha provocado que haya un narco-solar donde tendría que haber un hotel”. Por su parte, Janet Sanz, candidata nº3 por Barcelona en Comú, ha querido destacar que, precisamente, “ha sido gracias al PEUAT que actualmente hay treinta licencias que se están tramitando” y, en reprimenda a la Generalitat, ha añadido que “el propio reglamento que afecta al modelo turístico hace cuatro años que lo tienen retenido”. Finalmente, ha afirmado que “la mejor estrategia es desarrollar modelos urbanos de sostenibilidad para que Barcelona siga siendo una ciudad cultural que no apueste por ser un parque temático”.

Respecto a esta convivencia entre turistas y barceloneses, Jordi Magrinyà, candidato nº2 por Candidatura d’Unitat Popular, ha dicho que desde la CUP “preferimos hablar de ‘barriofilia’ y de amor a nuestros barrios y nunca de turismofobia”, remarcando que “la industria turística sólo hace que ahogar y aprovecharse de los ciudadanos”.

El turismo, clave para la economía de la ciudad condal

El Observatorio CETT se ha iniciado con la presentación de una compilación de datos objetivos y contextualizados que constatan un cierre del 2018 muy positivo para el turismo de Barcelona, con 15,8 millones de visitantes, de los cuales más de 12 millones procedían de mercados internacionales (+ 4,3% respecto al 2017) e hicieron gastos por valor de 13.420 millones de euros (+ 6,9% respecto al 2017), según datos del Gremio de Hoteles de Barcelona facilitadas por Turismo de Barcelona. En turismo de congresos, Barcelona Convention Bureau ha puesto recientemente de manifiesto que la ciudad también ha conseguido cifras récord, con más de 1.400 reuniones y de 584.000 delegados en Barcelona, lo cual ha supuesto un impacto económico de más de 1.900 millones de euros para la capital catalana.

Resaltando en todo momento su figura como empresario, Josep Bou, candidato por el Partido Popular, ha afirmado con rotundidad que “para generar prestigio y riqueza, hay que poner en primera línea a los propios empresarios del sector”. Asimismo, ha negado que las declaraciones de Miquel Puig, candidato nº3 por Esquerra Republicana de Catalunya, fueran ciertas cuando se ha referido a la afectación del turismo al PIB per cápita, poniendo ejemplos como las Islas Baleares o Lloret de Mar.

Montserrat Ballarín, candidata nº4 por el Partido de los Socialistas de Catalunya, ha instado directamente a Elsa Artadi a dar explicaciones sobre la tasa/el impuesto turístico preguntándole: “¿Se trata de una tasa o de un impuesto? Lo que ustedes han hecho es generar un impuesto y la Generalitat es la única que tiene la competencia para hacerlo y, por lo tanto, es ilegal. No pueden asumir esta competencia”.

Francisco Sierra, candidato nº5 por Barcelona por el Cambio-Ciudadanos, ha afirmado que “Manuel Valls se compromete a acabar con el top manta en 90 días”, una cifra que ha sorprendido al resto de candidatos y al público. Además, se ha mostrado taxativo ante las moratorias de Ada Colau “que han acabado provocando la marcha a Madrid de cadenas hoteleras de lujo como Hyatt o Four Seasons”.

Una cuestión decisiva para la campaña electoral

El balance anual de crecimiento positivo del turismo, sin embargo, también supone importantes retos que tienen que saber gestionar el/la futuro/a alcalde/sa y su equipo del Ayuntamiento de Barcelona, que se decidirá en las elecciones del próximo domingo 26 de mayo. Retos medioambientales ligados al cambio climático y a las emisiones de CO2 derivadas de los aviones que despegan y aterrizan del aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat y del elevado consumo de electricidad por parte de los visitantes; problemas de convivencia entre los turistas y los ciudadanos, puesto que el turismo masivo supone el auge de actividades ilegales (como robos que incrementan la inseguridad en la ciudad) y acciones incívicas (como ruido y ocupación indebida del espacio público) que afectan sobre todo a barrios como La Barceloneta y Ciutat Vella, o también el incremento de los precios de alquiler y venta de los pisos y la dificultad que tienen los mismos barceloneses para encontrar viviendas asequibles.

Pactos para formar Gobierno

Al ser preguntados por el periodista y moderador, Josep Puigbó, en referencia a las posibles alianzas con otros partidos en caso de que fueran necesarias para gobernar, el factor clave y diferenciador ha sido el posicionamiento de cada partido respecto al derecho a la autodeterminación. Por su parte, el Partido de los Socialistas de Catalunya, Partido Popular y Barcelona por el Cambio-Ciudadanos han adelantado que no hay posibilidad de pacto con partidos separatistas. Así, Sierra afirmaba de manera contundente que no pactarán con “populistas ni con aquellos que no estén dispuestos a pasar por el aro de la Constitución”.

Por otro lado, Junts per Catalunya, Candidatura d’Unitat Popular y Esquerra Republicana de Catalunya ponen como condición para generar posibles pactos el respeto a los independentistas. En este sentido, Miquel Puig ha sido taxativo cuando ha afirmado que “nunca pactaremos con partidos que practiquen la catalanofobia”. Finalmente, Barcelona en Comú ha afirmado que las conversaciones y posibles negociaciones deberían ser desde ya públicas y que están dispuestos a hablar con cualquiera de estos partidos, siempre que tengan propuestas positivas para Barcelona”.

Categorías

Campus CETT-UB CETT Observatorio CETT Turismo Barcelona Alcaldía elecciones municipales 2019