Photography from: Estudiar Turismo y la especialización de Dirección Hotelera | CETT
Universidad de Barcelona
Press room > News >

Matilde Jiménez, Hospitality Consultant en EY: "En el Grado de Turismo, casi todo es posible"

05.05.2022
 
Matilde Jiménez, Hospitality Consultant en EY: "En el Grado de Turismo, casi todo es posible"

Matilde Jiménez tiene 29 años y nació en Barcelona. Estudió el Grado de Turismo con la mención de Dirección Hotelera en el CETT y se graduó en 2014. Le gusta mucho leer, aprender idiomas nuevos y cocinar. Actualmente trabaja como Hospitality Consultant en EY.


Estudiar Turismo

¿Cuándo y por qué decidiste estudiar en el CETT? ¿Qué destacarías del Grado de Turismo?

Recuerdo el momento en el que decidí estudiar turismo y dirección hotelera. Estaba en segundo de Bachillerato y fui a las puertas abiertas del CETT con una amiga por simple curiosidad. Fue empezar la presentación y saber que quería seguir ese camino. Lo tuve claro. Y no solo porque me encanta conocer otras culturas sino porque de pequeña me gustaban los hoteles, aunque nunca me había planteado poder dedicarme a ello hasta ese día. Siempre he pensado que no parece un trabajo convencional porque estás rodeada de gente que está disfrutando de su tiempo libre. Me encanta conocer personas nuevas y la operativa de los hoteles me parece un reto constante. Para mí, en el Grado de Turismo casi todo es posible. Es un trampolín de oportunidades que te permite conocer muchos ámbitos del turismo y que te hace crecer no solamente a nivel profesional, sino también personal. Eso sí, es esencial trabajar duro y aprovechar cada experiencia.

¿Por ejemplo?

Estudiar en el CETT me permitió hacer prácticas en una cadena hotelera conocida durante el segundo año de grado, hacer un Erasmus práctico todo un verano en un hotel en el centro de Múnich y estudiar el último año en una universidad en Suiza, donde conocí una nueva forma de aprender muy diferente a la que estaba acostumbrada. Además, una vez me gradué, el CETT también me dio la oportunidad de vivir un año en Nueva York haciendo prácticas por varios departamentos de un hotel.


Trabajar en Recursos Humanos

Trabajas como Hospitality Consultant Ernst & Young (EY), una de las principales compañías de servicios profesionales del mundo. ¿En qué consiste tu trabajo?

Actualmente, desde hace dos años, trabajo como Hospitality Consultant en EY. Mi posición tiene dos responsabilidades. La principal es la gestión de un equipo que configura e implementa un nuevo software informático en distintos hoteles del mundo. La segunda está relacionada con la atracción de nuevos perfiles. Esta última me ha permitido dar visibilidad a la consultoría tecnológica en el mundo de la hotelería a perfiles que han estudiado Turismo y Dirección Hotelera, participando en ferias como el CETT Talent de este año.

Has trabajado también en el ámbito de los recursos humanos. ¿Cómo empezó tu interés por este sector?

Después de haber trabajado en entornos con metodologías y personas muy diferentes, me di cuenta de la importancia que tiene la gestión del talento y la diversidad de perfiles en cualquier lugar del mundo. Al volver a Barcelona a finales de 2018, decidí, antes de retomar mi carrera profesional en los hoteles, dejar a un lado la operativa y enfocarme en la parte humana. Empecé un curso online con la Universidad eCornell de EE. UU sobre la adquisición y planificación de talento. Fue un curso muy personalizado que te aporta el conocimiento y las herramientas suficientes para crear, pensar e implementar estrategias en tu entorno, tanto personal como, sobre todo, profesional estés en la posición que estés. Cuando estaba estudiando, empecé a trabajar en una escuela de negocios en la que pude desarrollar esta nueva faceta gestionando la parte de Recursos Humanos durante un año.

Has trabajado y estudiado en cinco países. ¿Qué importancia tiene formarse más allá de Barcelona en alguien que se dedica al turismo?

Alemania, Suiza, Estados Unidos, Inglaterra y Suecia me han hecho crecer en muchos sentidos. Vivir en el extranjero te vuelve versátil, paciente y te permite analizar mucho más las situaciones. Cuando estamos acostumbrados a algo, casi ni lo vemos. En cambio, cuando vivimos experiencias nuevas estamos más atentos y lo vemos con mejores ojos. Formarse en el extranjero, ya sea estudiando o trabajando, te permite recolectar todo aquello que llama tu atención, formando parte de ti y definiéndote como persona y profesional. Las empresas buscan perfiles que se adapten fácilmente y sean resolutivos, algo que cuando vives fuera de tu zona de confort desarrollas sin casi darte cuenta. Por otro lado, formarse en otros lugares ayuda a aprender nuevos idiomas con más facilidad ya que los puedes poner en práctica en tu día a día.

¿Cómo ha evolucionado tu trayectoria profesional?

Día a día he ido creciendo y formándome en distintos ámbitos. No solo en la hotelería sino también en la enseñanza y la gestión de talento. Haber estado rodeada de profesionales con diferentes recorridos a sus espaldas me ha permitido ver y aprender mucho más de lo que nunca hubiera imaginado. Por otro lado, llevar equipo es un reto constante que te hace crecer como persona y no dejar de aprender nunca.


Hospitality post-pandemia

¿Cómo ves la situación actual de la hospitality en un período post-pandemia?

Los profesionales del sector tienen ganas de volver a la normalidad lo antes posible. Los hoteles y, en general, el sector turístico han sufrido mucho estos últimos años y, aunque poco a poco vamos saliendo adelante, aún nos encontramos en un momento complicado que desafortunadamente se ve reflejado en las condiciones de trabajo. Por ello, entiendo que los esfuerzos deberían ir destinados a esa mejora de condiciones, ya que además con ello se atraería mayor talento.

¿Qué consejos darías a los estudiantes que, como tú en su momento, están estudiando o acaban de salir del CETT?

Me gustaría decirles que aprovechen al máximo todas las opciones que tienen mientras estudian. El Grado en Turismo te permite terminar los estudios con un currículum bastante completo. Estamos en un sector en el que la práctica y la experiencia son muy valoradas y tenemos que ser conscientes de que un perfil con estudios y experiencia laboral se vuelve más visual que uno solo con la parte académica. Desde Talento se busca a gente espabilada, proactiva y con muchas ganas de aprender. Mientras estudiamos o cuando terminamos, a veces no tenemos claro que camino elegir y por eso pienso que es esencial probar para poder ver qué nos gusta y, sobre todo, lo que no nos gusta. Durante el Grado es un momento para investigar. Y si tienen ganas de vivir en otros países, ¡adelante! Que aprovechen que durante el grado o justo al terminar pueden ir al extranjero con condiciones muy favorables que les ayudaran a adaptarse con facilidad. Otra cosa muy importante son los idiomas. Cada idioma te abre una puerta. El inglés ya no es un valor añadido, es algo esencial para poder trabajar en un mundo globalizado. En definitiva, el CETT te da todas las herramientas, solo depende de ti que las utilices.

¿Cuál es tu mejor recuerdo de tus años en el CETT?

Tuve la gran suerte de crear un grupo de amigos con el que hoy en día aún estoy muy unida. Mi mejor recuerdo es cuando, en tercero de grado, empezamos a volar cada uno a una parte del mundo, con muchas ganas de conocer lugares nuevos y crecer a nivel profesional. ¡Entonces no sabíamos que el crecimiento personal sería aún mayor!

¿Cómo te ves profesionalmente dentro de cinco años?

Espero que rodeada de un equipo que me motive a seguir creciendo para aportar mucho más de mi misma. Pienso que este es el secreto de la felicidad en el trabajo: sentirte valorada para no perder las ganas de aprender y tener libertad para crear algo nuevo.

Categories
#alumnidelmes